Cuerpo Mente y Espíritu

Consejos a tener en cuenta antes, durante y después de ejercitarte.

No importa el tipo de disciplina o ejercicio que practiques, tampoco el tipo de movimientos que hagas; no importa si te ejercitas a puerta cerrada o en el exterior. Lo importante es tomar la decisión y empezar a ejercitarte poco a poco. No obstante, hay ciertas recomendaciones o cuidados a tener en cuenta antes, durante y después del entrenamiento físico. En Be Active Colombia te traemos algunos tips deportivos para que puedas sacar el mayor provecho de tu entrenamiento sin sobresaturar tu cuerpo.

A continuación, encontraras algunos consejos para tener en cuenta.

Antes de iniciar tu rutina de ejercicios recuerda:

  • Evaluar tu tipo de pisada con el fin de elegir el calzado adecuado. Cuando elijas calzado ten en cuenta la amortiguación, la estabilidad, el control de movimiento y el confort incluso si tu ejercicio no implica correr.
  • Hidratarnos es vital, los músculos contienen aproximadamente un 75 % de agua, mientras que el tejido graso tan solo un 10%, así que recuerda hidratarte constantemente. El agua es la mejor fuente de hidratación, aunque algunas bebidas hidratantes con sales minerales pueden ayudarte a recuperar electrolitos que pierdes durante el entrenamiento. 
  • Por mas de que no tengas sed, es importante tomar agua una o dos horas previas al entrenamiento, esto con el fin de evitar la deshidratación durante el ejercicio. En Be Active recomendamos medio litro en la hora previa al inicio del entrenamiento.
  • Antes de hacer deporte no olvides estirar los músculos, especialmente aquellos que mas vayas a utilizar. Recuerda mantener el estiramiento durante 15 o 20 segundos por musculo, procura no sobre estirar mas de lo que tu cuerpo te pueda permitir para evitar lesiones o calambres musculares.
  • Utiliza ropa holgada y de telas sintéticas o elásticas lycradas para que el cuerpo pueda evaporar la transpiración y enfriarse correctamente. En verano son recomendados los colores claros así te acaloraras menos.
  • Evita las bebidas con cafeína y sobre todo las bebidas alcohólicas ya que estas aumentan la producción de orina y contribuyen a una deshidratación rápida.
  • ¿Te sobran excusas para hacer deporte? Recuerda que el ejercicio disminuye el estrés, reduce la ansiedad y el mal humor, libera la tensión acumulada y aumenta las sonrisas. Y estos son solo algunos de los beneficios.
  • Establece metas para cada entrenamiento, ya sean de tiempo, distancia o peso. Cumplirlas te motivara a seguir y de ese modo poder alcanzar metas mayores.
  • Recuerda que es muy importante divertirse mientras realizas la actividad física, míralo como un regalo y no como un castigo, de esta forma será siempre emocionante volver a ejercitarte.
  • La entrada en calor es muy importante para no forzar los músculos y evitar lesiones durante el entrenamiento físico. Empieza con 5 o 10 minutos de baja intensidad, hasta alcanzar tu ritmo ideal.

Durante tu rutina de ejercicios recuerda:

  • A medida que tu cuerpo aumenta el calor corporal, generamos sudor para refrigerarnos. Te recomendamos utilizar prendas que cuenten con tecnología de transporte de humedad la cual permite una rápida eliminación de fluidos.
  • Beber agua es primordial, te recomendamos beber tragos cortos de agua cada 15 minutos. Al beber agua de este modo el cuerpo la absorbe mas rápidamente permitiendo un transporte mas eficiente a los glóbulos rojos y músculos, regulando así tu presión arterial.
  • Recuerda que al correr tus brazos deben estar semi-flexionados y cerca del cuerpo moviéndose hacia delante y atrás en línea recta, el torso levemente inclinado hacia delante y siempre mirando hacia adelante sin perder de vista el camino.
  • Si recién empiezas a entrenar, ejercita 30 minutos. En tus primeras semanas, cada 2 minutos que corras, camina 1, no te esfuerces de mas. Lo ideal es hacerlo como mínimo 3 días a la semana.
  • Para respirar te recomendamos utilizar tanto la nariz como la boca. Inhalando por la nariz y exhalando por la boca; este método es ideal a bajas temperaturas ya que el aire se calienta mucho mas antes de llegar a los pulmones. 
  • Si sales a hacer ejercicio de noche recuerda utilizar ropa reflectiva o que tengan cintas reflectivas para hacerte mas visible. También podrías poner una cinta en tus zapatos.
  • La música es una excelente compañía para hacer deporte. Crea tu propia playlist con las canciones que mas te motivan o inspiran para rendir al máximo.
  • Practicar deportes con amigos es ideal para mantenerse entusiasmado y ser constante. Pero es importante compartir una condición física similar para no frustrarte rápidamente.
  • Conoces la regla del 10%? Recuerda que para evitar lesiones te recomendamos no aumentes tu sesión de ejercicio en mas de un 10% semanal, esto aplica tanto en el tiempo de entrenamiento como en la intensidad del mismo.
  • Disfruta plenamente cada momento de tu entrenamiento. No lo ocupes pensando en el pasado o en el futuro. Conéctate con el ahora, con tu cuerpo y con tu mente.

Después de terminar tu rutina recuerda:

  • La vuelta a la calma es fundamental. Camina lentamente de 5 a 10 minutos para que los latidos de tu corazón regresen a su frecuencia normal.
  • Podemos perder entre 1 y 2 kilos por cada hora de ejercicio (en su mayoría agua). Por eso es necesario hidratarse correctamente, recuerda beber entre 1 y 1,5 litros de agua por cada kilo perdido dentro de las primeras 6 horas.
  • Puedes medir tu deshidratación registrando tu peso sin ropa pre y post ejercicio. Por ejempló, 500 gramos corresponden a 450 ml de agua perdida.
  • Es normal que, al terminar la actividad física sigamos sudando. Nuestro organismo aun sigue con la temperatura elevada y activado metabólicamente no te preocupes.
  • Bañarte con agua fría no es lo mas saludable. Es demasiado impacto para tu cuerpo. La mejor opción es el agua tibia o caliente, así podrás relajar los músculos y mantener activa la circulación.
  • Luego de saciar tu sed consume frutas como la manzana, la sandia, el banano o el melón dulce. Estas te aportaran los hidratos de carbono necesarios para una recuperación rápida.
  • Consume proteínas entre los 15 minutos y las 2 horas posteriores al ejercicio: por ejemplo, carne baja en grasa o un huevo duro. Estas son fundamentales para activar la regeneración muscular.
  • Duerme entre 7 y 8 horas. Recuperaras la energía gastada en el ejercicio y producirás altos niveles de la hormona del crecimiento, las cuales son esenciales para la reparación de tus músculos.
  • Poner tu vitalidad en movimiento haciendo deporte te distrae de las preocupaciones y te brinda diversión, pero nunca olvides estirar entre 15 y 20 segundos los músculos mas trabajados.
  • La motivación te ayuda a comenzar. Mantenerse en movimiento todas las semanas genera el habito. La disciplina y la constancia es lo que te hará llegar mas lejos de lo que esperas.

Estos y muchos mas consejos en Be Active, deporte para todos.

Siguenos en nuestras redes sociales @beactivecol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *